Optimizar la distribución del baño
Optimizar la distribución del baño

Optimizar la distribución del baño

enero 2020 | Inspiración

Es esencial establecer las distancias mínimas que permiten una mejor distribución del equipamiento de baño y así sacar el máximo partido al espacio.

El atractivo del cuarto de baño no reside solo en un mobiliario bonito y unos sanitarios cómodos y funcionales. Una adecuada distribución ayuda a sacar el máximo partido al limitado espacio disponible. Es fundamental fijar unas distancias mínimas y, a partir de ahí, distribuir de la forma más ordenada posible el equipamiento de baño estándar: lavabo, inodoro y ducha.

El lavabo

Es el mueble más decorativo del baño y debe situarse en un lugar central. Necesita un espacio mínimo de 70 centímetros de ancho (el doble más 15 centímetros si el lavabo es de dos senos) y 45 centímetros de profundidad para poder exhibir elementos decorativos. Delante del lavabo debemos dejar una distancia mínima de 70 centímetros y otros 35 centímetros en cada lateral para movernos con libertad.

El bidé y el inodoro

En este caso, el espacio circundante debe ser de unos 50 centímetros frente a cada una de estas piezas y de 20 centímetros alrededor de ellas.

La altura

Otro aspecto importante que suele pasar desapercibido es la altura de los lavabos. Va en función de lo que midan los usuarios pero situarlos a 90 centímetros del suelo es una buena opción. Colocar el lavamanos suspendido en altura permite ajustarlo de forma más exacta. Es muy recomendable adaptar la altura a nuestras necesidades. Lo más habitual es que la parte superior del inodoro y del bidé se sitúe a unos 45 centímetros sobre el suelo.

Almacenaje

Si el cuarto de baño es de reducidas dimensiones, es aconsejable que el mueble incorpore módulos de almacenaje para aprovechar huecos pequeños.

El espejo

El espejo suele situarse unos 15 centímetros sobre el lavabo aunque, si forma parte de un armario mural para ganar espacio de almacenaje, esa distancia debe ampliarse a unos 30 centímetros.

El plato de ducha

Reemplazar la bañera por una ducha de grandes dimensiones es una buena opción. Para ello, el plato debe tener un tamaño mínimo de 70 centímetros con un acceso mínimo de 60 centímetros. Debemos tener en cuenta que el plato de ducha instalado a nivel del suelo ofrece más comodidad de uso y potencia la sensación de amplitud en baños pequeños.

Optimizar la distribución del baño nos permite lograr un espacio diferenciado. Debemos crear una atmósfera de tranquilidad sin renunciar al estilo y a la belleza. Decorar nuestro cuarto de baño con gusto nos ayuda a conseguir ese objetivo.

Redes Sociales Acquabella
Secured By miniOrange